Un futuro de drones y 3D

1 (2)Los drones están cambiando la forma de ver y estudiar la tierra desde el cielo. Sus aplicaciones son ya de lo más heterogéneas; se han probado en el reparto a domicilio, para manipular materiales nocivos (tras el desastre nuclear Fukushima), con fines geológicos (acceder a zonas peligrosas para el hombre), controlar incendios forestales, o monitorear grandes extensiones de cultivo en zonas rurales, incluso para buscar personas. Pero su abanico en conjunto está aún por explotar. La Universidad de Almería, dentro del proyecto 3D-Coast, desarrollado por el grupo de empresas Sando, está desarrollando un proyecto cuyos resultados facilitarán aspectos claves como la erosión costera, la delimitación del dominio público y ayudará en desastres naturales como inundaciones. Todo ello a través de la tecnología más reciente, con el uso de un dron; un láser-escáner (LiDAR), simulando su integración en un dron; siendo este su reto de futuro. El proyecto encuentra en estudio de viabilidad técnica y está avalado por la Corporación Tecnológica de Andalucía. El estudio 3D-Coast pretende ser la base para otros proyectos en los que se investigue el uso de drones vinculados a la construcción, el turismo o el medio ambiente y supongan una solución rápida, económica y completa en la toma de datos. Está previsto que finalice durante el mes de marzo.
En las pruebas realizadas se pretende estudiar las características geométricas de los datos láser-escáner y su sincronización con los sistemas de posicionamiento basados en datos GPS e inerciales para su acoplamiento en drones.

Mediante el 3D-Coast se podría obtener una cartografía de la zona litoral, controlar los desastres como inundaciones o temporales marítimos, comprobar las obras de ingeniería ejecutadas en zonas costeras, detectar elementos esenciales para determinar la calidad turística de las playas o las certificaciones de Bandera azul, así como observar las repercusiones del calentamiento global y la subida del nivel del mar.

Al frente del estudio se encuentra Juan Antonio Báez, jefe del departamento de I+D+i de Santo, quien implantó en 2012 el uso de los drones en la compañía: “El estudio se enmarca dentro de los retos del programa europeo Horizonte 2020 y nos va a permitir integrar una tecnología novedosa como Orientación Directa (DiSO), junto con los sensores láser LiDAR y la fotogrametría en drones”.

José Carlos Moreno, profesor del área de ingeniería y sistemas de la UAL, explica que este proceso no se ha desarrollado anteriormente en costas, ya que se venía utilizando fotogrametría.

Ismael Fernández, de la empresa tecnológica Nadir, añade que antes los estudios se realizaban mediante sensores aerotransportados en aviones que eran pilotados y no accesibles en el momento en que uno necesitaba la mediación, y a nivel nacional existen una decena. Estos sistemas de bajo coste permiten una revisión muy periódica de los daños.

“También es muy interesante su utilización en catástrofes naturales como inundaciones o grandes temporales en los que no dependeríamos de los grandes sistemas”, añade Fernández. “El dron nos daría dos tipos de información, una inspección visual del estado en el que ha quedado la zona devastada e información métrica sobre cantidad de arena que se haya podido extraer o roturas de edificios. La posibilidad de obtener información métrica es la que estamos desarrollando. La información se recoge técnicas de fotogrametría, imágenes que se solapaban entre sí o la generación de imágenes orto-rectificadas”.

Al acto también asistió Andrés García Lorca, subdelegado del Gobierno, quién subrayó que el proyecto, desde el punto de vista jurídico-administrativo y económico, tiene una importancia “excepcional”, toda vez que va a permitir definir con “muchísima claridad determinados aspectos de la realidad”. García Lorca señala que la costa es un sector estratégico dentro de la política económica del país “y por lo tanto el control de la línea de costa, independiente de su valoración en orden de los procesos de erosión, es importante para fijar aspectos como el dominio público marítimo terrestre”. Por lo tanto, es real la posibilidad de hacer unos estudios más fiables que hasta la fecha y a unos costes económicos mucho más asumibles.

El vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Universidad de Almería, Antonio Posadas, destaca la promoción de la transferencia de conocimiento entre la iniciativa pública y privada que realiza su universidad: “Este es un ejemplo con esta colaboración científico-técnica de dos grupos de investigación de nuestra Universidad de Almería como son Automática, Robótica y Mecatrónica Integrada del Territorio y Tecnologías de la Información Espacial con Sando y Nadir que permitirá evaluar el potencial que ofrecen las nuevas tecnologías de captura y procesado de datos georeferenciados mediante el empleo de sistemas aéreos no tripulados, los conocidos como drones o UAV, para su aplicación en zonas costeras”.

 Corporación Tecnológica de Andalucía apoya el proyecto porque “la incorporación de tecnología al sector de la edificación y obra civil le aporta competitividad”, como indica su responsable técnico del sector Ocio y Turismo, Francisco Álvarez, quien añade que “los resultados del proyecto tienen, además, múltiples aplicaciones de utilidad”.
Texto original: “http://www.elalmeria.es/”, “Un futuro de drones y 3D” /
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *