Entradas

Suiza iniciará en octubre la primera red de reparto con drones

Suiza se ha puesto a la cabeza en lo que a innovación de transporte con drones de refiere. Y es que, mientras que compañías multinacionales como Amazon experimentan para conseguir un sistema de reparto empleando estos vehículos aéreos no tripulados, Suiza ha anunciado que en octubre activará una red de reparto con drones propia. Eso sí, no esperéis paquetes personales surcando los cielos suizos; de momento, la logística inicial se centrará en el traslado de muestras sanguíneas y material sanitario.

Ha sido la compañía Matternet, asentada en California, la encargada de diseñar la red, el sistema de transporte y los drones que participarán en ella. Para ello han recibido el permiso para “operar drones sobre áreas densamente pobladas“ por parte de las autoridades suizas. Se trata del primer permiso de esta clase expedido en el mundo, un gran paso adelante.

Los drones que operen en esta red despegarán y aterrizarán en las ‘Matternet Station’, mini-helipuertos de 2 metros cuadrados que pueden instalarse en los tejados o a ras del suelo fuera de las instalaciones.

¿Pero cómo funciona exactamente este sistema? Mediante una sencilla aplicación que se usa para introducir los detalles de cada envío. Los items que se vayan a transportar se dejan en las cajas que hay en las Matternet Stations antes de ser introducidas en los drones. Y de ahí el aparato despega y volará hasta su destino, entregando la carga tras ser escaneados con un código QR. La distancia máxima actual a la que un dron se desplazará es de 20 kilómetros, a una velocidad de 70 km/h y cada vez que aterrice se le cambiará la batería para estar siempre activo.

El siguiente paso de Matternet será poner estaciones de reparto al lado de tiendas de alimentación, gasolineras, etc. ¿Están los suizos a punto de recibir sus pedidos de comida rápida vía dron? Nos queda muy poco para descubrirlo.

Asistencia médica a base de dron

Los drones están logrando hacerse un hueco en nuestro día a día con suma facilidad. No importa que sea por ocio, trabajo o incluso porque sea el nuevo medio que utilizará la DGT para controlar nuestra conducta en carretera. El caso es que los drones apuntan a convertirse en tecnología vital en el futuro más cercano, y eso toca muchas áreas, como por ejemplo el de la asistencia médica.

La American Journal of Clinical Pathology ha publicado un estudio en el que plantean el uso de los vehículos aéreos no tripulados para transportar recursos sanitarios a zonas poco accesibles o aisladas. Para ello han puesto como ejemplo un vuelo realizado en el desierto de Arizona, en el que un dron transportó sangre durante tres horas de vuelo. La pregunta es, ¿cómo soportó la sangre un trayecto tan largo, a una temperatura extrema como la del desierto? La respuesta es sencilla, y es que el dron llevaba un enfriador especial para combatir tanto el calor ambiental como el que desprendía el motor. La sangre se mantuvo a 15 grados menos de la temperatura exterior, llegando a su destino en perfectas condiciones.

Sin embargo, no es el único caso conocido. La californiana Zipline ya tiene experiencia en suministrar medicinas, sangre u otros recursos de emergencia a Ruanda gracias al uso de drones especiales. Tras recibir una llamada de emergencia, la empresa es capaz de entregar los recursos en un plazo de entre 15 y 30 minutos. Zipline inició su proyecto en octubre de 2016 y hasta ahora han entregado unas 2.400 unidades de sangre.

Otro estudio, esta vez de la Asociación Médica de Estados Unidos, ha demostrado que los drones pueden llegar hasta 17 minutos antes a un destino que una ambulancia. En dicho estudio, iniciado en octubre de 2016, instalaron desfibriladores que pesan menos de un kilo y colocaron una cámara y un dispositivo GPS para seguir la ruta del dron. Con resultados muy favorables, los investigadores pretenden empezar a asistir a las víctimas de paros cardíacos de esta forma.

Hay muchos más ejemplos que podríamos mencionar, todos con resultados positivos que demuestran que, bien empleados, los drones podrían ser una herramienta fundamental para salvar vidas.