¿Por qué el incendio de ayer en Gran Vía tiene algo que enseñarnos?

Ayer se produjo un incendio en una azotea de la calle Gran Vía de Madrid. A las 8:00 de la mañana ya se veía una densa columna de humo que mantuvo cerrada la propia Gran Vía y calles aledañas durante gran parte de la mañana.

Pero más allá de lo espectacular del incendio, desde CIVILDRONE queremos reflexionar sobre el cambio de paradigma que puede suponer el uso de drones en emergencias.

¿Qué fuentes de información sobre el incendio tenían los bomberos antes de llegar al incendio?

Cuando llegaron al incendio, ¿eran capaces de conocer exactamente dónde estaban los focos del incendio desde el suelo?

 

¿Cómo podría haberse complementado la información desde el suelo, junto con la de el helicóptero de emergencias y los bomberos tanto dentro del edificio como en las escaleras?

A nuestro parecer, un dron comercial, de los que cualquiera puede comprarse hoy en día, podría haber dotado a los bomberos de una información en directo fundamental para definir la estrategia. Es más, con pocos accesorios, el incendio podría haber tenido muchas menos consecuencias.

Por ejemplo, un dron con una cámara térmica puede detectar el número de focos en muy poco tiempo. Además, permite saber cuántas personas hay en el edificio cerca del incendio y dónde se encuentran exactamente. Por si no fuera poco, los drones son capaces de portar una carga que, aunque ligera, permite lanzar bombas de polvo que puedan hacer de cortafuegos.

En definitiva, el fantástico trabajo del Cuerpo de Bomberos de Madrid se puede complementar para ser más efectivos. Por fortuna no hubo que lamentar víctimas en este último incendio, pero nuestro espíritu de mejora nos anima a pensar que la próxima vez deberíamos estar más preparados.

¿Es posible que la autonomía de los drones se multiplique gracias al hidrógeno?

Ante la explosión del mercado de los drones en todo el mundo, todos los que nos dedicamos a ellos advertimos un problema fundamental, la autonomía. Junto con las restricciones legales de su uso en determinados lugares, la autonomía suele ser el factor que impide que en la práctica hagamos muchas labores directamente con drones.

Por ejemplo, para revisar el estado de las cunetas y vallas laterales de una carretera, podríamos utilizar perfectamente un dron que nos evitase el desplazamiento y nos dotase de más información a mayor velocidad.

Sin embargo, al organizar los planes de vuelo observamos que no es posible que un cuadricóptero vuele más de 30 min o un ala fija vuele más de 60 min.

dron monte CIVILDRONE

El uso de hidrógeno nos puede dar la oportunidad de aumentar significativamente estos límites. El MMC HyDrone 1550 ha pasado sin problemas los test que acreditan una autonomía de hasta 150 minutos.

Pero además de la ventaja en cuanto a autonomía, las baterías de hidrógeno, por sus características, trabajan perfectamente en condiciones de frío extremo.

En CIVILDRONE hemos tratado de mitigar los efectos de estas limitaciones técnicas con nuestros drones propios, Vitrubio y Gaivota. Los cuales superan notablemente los 30 y 60 minutos de autonomía respectivamente.

Fuente:

http://fly-news.es/aviones/drones-aviones/dron-hidrogeno-rescate/